S06-28 15

De la literatura a los discursos políticos. “Imperiofobia y leyenda negra” y sus vínculos con la ideología de la nueva derecha, la exaltación del nacionalismo español y la noción de “Imperio generador”.

Compartir en TWITTER/FACEBOOK/LINKEDIN

Deja tu comentario

Participa en esta ponencia enviádole tu pregunta o comentario a los autores

Añadir comentario

Firmantes

profile avatar
Jesús García GarcíaUniversidad de Cádiz

Enfoque

En ocasiones, la literatura es usada como instrumento político -a veces, nace con esta intención- y sirve de argumento legitimador para las ideas de ciertos grupos. La obra Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio Español nació como una suerte de ensayo histórico y obtuvo una repercusión realmente notable, siendo muy aceptada y aclamada e, incluso, obteniendo reconocimientos como el premio Los Libreros Recomiendan, otorgado por CEGAL o el premio Héroes Olvidados, de la Fundación Blas de Lezo. Esta obra de Elvira Roca Barea cuenta con más de una treintena de ediciones y, según la página oficial de la editorial Marcial Pons, con más de 150.000 lectores.

La otra cara de este libro es su falta de rigor histórico, como han señalado autores como Edgar Straehle o José Luis Villacañas, que han publicado minuciosos trabajos refutando las tesis de Roca Barea y poniendo en evidencia su falta de ética profesional malinterpretando autores, cercenando citas, etc. Sus trabajos contrastan con los halagos que la autora ha recibido por parte de otros investigadores, no obstante, consideramos que las refutaciones tienen sobrada calidad académica y fiabilidad desde el punto de vista de la investigación rigurosa.

La cuestión central de nuestro trabajo es la influencia que esta obra ha tenido en la política actual. Bebiendo de las tesis de origen falangista, que popularizó Gustavo Bueno, de ”imperios depredadores” e ”imperios generadores”, Roca da una imagen benevolente de la conquista de América por parte del Imperio español, que han compartido partidos políticos como VOX o España 2000. Es aventurado decir que la visión de estos partidos procede del libro de Roca -es mucho más probable que VOX beba directamente de la fuente de Gustavo Bueno y sus discípulos- pero creemos que esta obra, tan exitosa a nivel editorial, ha podido potenciar y dar más peso y argumentos -además de la fortaleza que da que tus tesis coincidan con un libro al que se le ha dado imagen de rigurosidad- a las ideas de este partido, amén de potenciar la expansión del discurso, pues no se trata solo de la obra, sino de las numerosas apariciones en medios que ha tenido la autora. Del mismo modo, planteamos la influencia de Roca como apoyo en el campo intelectual para el discurso de VOX, dado que Abascal la ha reivindicado en varias ocasiones.

Planteamos el objetivo de analizar las relaciones de los planteamientos de Roca y los discursos de VOX sobre el Imperio español, y cómo esto sirve al partido para reforzar sus postulados en otros aspectos como el rechazo a ciertos elementos ideológicos y discursivos del denominado ”consenso progre”.

Metodológicamente, empleamos el análisis comparativo entre el relato de ella y el discurso del partido, el análisis discursivo de ambos, y deberemos tener en cuenta la sociología de la filosofía, sabiendo que Roca no es filósofa y conociendo sus limitaciones, pero siendo conscientes de la posible influencia de Gustavo Bueno en lo que respecta a la construcción de la idea de ”Imperio”para referirse al caso español.

Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 15 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Aroa Orrequia-Barea

      Comentó el 26/01/2024 a las 10:01:32

      Muchas gracias por tu ponencia, Jesús, me ha parecido muy interesante. Yo me dedico, entre otras cosas, al análisis de los discursos políticos, en los cuales se ve claramente reflejado lo que comentas. Hace relativamente poco he realizado un análisis de los debates presidenciales entre Trump y Biden que tuvieron lugar antes de las elecciones de EEUU en 2020. Ya sabemos que Abascal ha bebido mucho de Trump y tiene más o menos la misma línea de discurso populista. Por eso, no he podido evitar realizar el paralelismo entre la idea del imperio generador y dos de las características del discurso populista: 1) la existencia de una élite corrupta que pretende destruir los valores nacionales (esa élite puede tomar cualquier forma: los migrantes, la prensa, China durante el COVID19, otras fuerzas políticas, etc.); y 2) el político como salvador del pueblo pero que se desmarca de dicha élite. En el caso de Trump se ve muy claro, pues él no pertenecía a la clase política sino que venía de otro ámbito de la sociedad.
      Supongo que ya habrás pensado esta idea pero te la dejo por aquí por si te pudiera servir. Gracias.

      Un saludo,

      Aroa.

      • profile avatar

        Aroa Orrequia-Barea

        Comentó el 26/01/2024 a las 10:11:35

        Se me olvidó la pregunta, ¿has explorado esta idea? ¿crees que se podría relacionar?

        • profile avatar

          Jesús García García

          Comentó el 30/01/2024 a las 16:13:30

          Estimada Aroa:

          Muchísimas gracias por tu comentario. Sí, creo que esas ideas que planteas son clave y están presentes en el discurso de VOX. Se presenta como un partido en cierto modo populista (en el terreno retórico, no ideológico ni político, supeditado al nacionalismo), representantes del pueblo español y salvadores del mismo frente a las élites corruptas y globalistas que han ido destruyendo la identidad nacional y el bienestar de esta clase trabajadora. Hay muchos matices que hacer a la hora de calificar a VOX como populista, pero creo que su retórica juega con esa dicotomía, aunque aun queda mucho por estudiar.

          Espero haber respondido a tu pregunta.
          Muchas gracias de nuevo
          Un cordial saludo
          Jesús

    • profile avatar

      Antón Corbacho Quintela

      Comentó el 26/01/2024 a las 03:59:36

      Interesante y didáctica exposición crítica, estimado colega. Permítame una pregunta: Ya que usted usa la noción “Imperio Español”, podría, por favor, indicar cuándo se considera que ese imperio comenzó y cuándo acabó?

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 30/01/2024 a las 16:10:19

        Estimado Antón:

        Muchas gracias por su comentario. Atendiendo a las puntualizaciones que ha hecho más abajo el compañero Fernández García, reconozco que el uso de "Imperio español" en mi ponencia no ha sido adecuado, algo que subsanaré y trataré con más cuidado en próximos estudios. Por esta razón, creo que en lugar de responder a su pregunta debo limitarme a reconocer el error conceptual en el empleo de dicha expresión para referirme a esa realidad político-administrativa que tuvo lugar en la Edad Moderna a raíz del descubrimiento de América.

        Un cordial saludo, y gracias de nuevo.
        Jesús

    • profile avatar

      Eduardo Fernández García

      Comentó el 25/01/2024 a las 22:24:09

      Buenas tardes, Jesús. Puedo estar de acuerdo con usted parcialmente en su evaluación de la obra de Roca Barea, que personalmente encuentro falta de rigor historiográfico en muchos pasajes y simplemente insufrible desde el punto de vista politológico. Probablemente pocas veces una amalgama de lugares comunes y apuntes epidérmicos semejante haya tenido tanta notoriedad en España. Es posible que esto diga mucho de quienes nos dedicamos a la historia del pensamiento político respecto a nuestra incapacidad para superar el ámbito académico y hacer una divulgación más veraz, pero eso es otro problema. Llevo ya unas cuantas décadas dedicándome a la historia de las ideologías y, no me lo tome como una crítica severa, su propia ponencia está transida de metaideología, lo que me parece legítimo y hasta bien, porque todos tenemos ideología y no encuentro rechazable construir el discurso literario a partir de ella. Pero usted mismo utiliza la expresión "imperio español" (min. 1:02), lo que encuentro tan reprobable en el relato de Roca Barea como en cualquier otra afirmación semejante. Dado que usted también se dedica a las ideas políticas ¿podría decirme a qué imperio se refiere usted? Por un lado, lo "español" antes de los Decretos de Nueva Planta no pasaría de referencia cultural y geográfica, nunca política y menos institucional; lo hispánico es una cosa y lo español otra. Por otra, emperador fue, y no precisamente español por las diferencias con las Coronas hispánicas, Carlos V en el Sacro Imperio, pero después de las abdicaciones de Bruselas y el enfado notorio de Felipe II por no acceder al trono imperial la formulación de la Monarquía Universal fue otra, pero como para recordarle a Felipe II el imperio; y como atinadamente ha puesto de relieve el profesor Martínez Millán, en la segunda década del siglo XVII la Monarquía Hispánica pasa de universal a monarquía católica en todas las fuentes documentales y en la tratadística política, desde los espejos de príncipes hasta los arbitrios. En consecuencia, los que pensamos que lo del imperio español es una recreación presentista y bastante falaz, porque borra las distinciones conceptuales entre monarquía particular que erróneamente algunos medievalistas han equiparado a monarquías nacionales (a usted no hay que indicarle las rigurosas connotaciones de la nación, de dudosa aplicabilidad antes de la contemporaneidad), monarquía universal y monarquía católica. Lo digo porque si perpetuamos el uso de los términos "imperio", "nacional" y "español" para el paso del siglo XVI al XVII terminaremos por dar carta de naturaleza a unas imprecisiones monumentales como la que usted trata de criticar (a mi juicio acertadamente en eso). Gracias

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 30/01/2024 a las 16:07:49

        Estimado Eduardo:

        Muchísimas gracias por su comentario y sus correcciones. Ciertamente, no tengo más que reconocer mi error. Estudio el discurso político y la ideología reaccionaria hoy, pero es cierto que no soy experto -ni mucho menos- en la Edad Moderna y en las realidades político-administrativas de entonces, en cuyo estudio y conocimiento estoy entrando gracias a estos trabajos y temas de investigación. Ha sido un error por desconocimiento de esos datos que usted maneja y amablemente me ha indicado. Los tendré en cuenta de cara a futuras investigaciones.

        Muchas gracias por las correcciones y por el respeto y el decoro que ha tenido al llevarlas a cabo.
        Un cordial saludo
        Jesús

    • profile avatar

      Eduardo Ruiz-Baena

      Comentó el 25/01/2024 a las 12:49:49

      En las repúblicas bananeras, y en países con políticos populistas, existe la costumbre de tender una espesa columna de humo que oculte sus vergüenzas y para ello se aferran a un enemigo "exterior". Sin ir más lejos tenemos en México a Lopez Obrador que "distrae" continuamente a la sociedad de su hermoso país, recurriendo al imperio español como causante de los males nacionales, como si los españoles actuales o pretéritos tuviéramos la culpa de las consecuencias del narcotráfico con los Estados Unidos o la endémica corrupción de la administración mejicana. Si VOX es un partido conservador que aboga por el regreso a otro tiempo pasado que consideran mejor...Jesús ¿No consideras lógico que adopten los postulados de Elvira Roca? En el fondo y forma esta señora lo que está haciendo es la re-escritura y actualización de la "Enciclopedia Álvarez" que era el libro que plasmaba el credo histórico de la época.

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 30/01/2024 a las 16:02:18

        Estimado Eduardo:

        Lo primero, saludarle y agradecerle su pregunta. En cuanto a lo que plantea, lo considero "lógico" de acuerdo con la ideología del partido. VOX manifiesta, en su página oficial y a través de las declaraciones de algunos de sus líderes, que su fin y razón de ser es la defensa de España. Dentro de esta defensa ellos entienden la exaltación del pasado nacional. Abascal ha defendido ciertas posturas e ideas sobre el pasado no porque fueran ciertas o no (en el libro "Santiago Abascal. España vertebrada" puedes comprobarlo) sino, simplemente porque ayudan a potenciar el nacionalismo español. Desde este prisma es lógico que VOX acepte presupuestos falsos expuestos en un libro desacreditado y desmontado por profesionales de la academia, y que lo dé por válido simplemente porque la maraña de información y afirmaciones que presenta puede potenciar el nacionalismo español. No lo digo como ataque al partido sino como algo que su propio presidente ha defendido: la aceptación de un relato simplemente porque le resulta agradable y funcional.

        Otra cosa es que consideremos legítimo que un partido se base en información tergiversada y la dé por válida porque fomenta el sentimiento nacional. ¿La democracia debe tener como objetivo el debate basado en la veracidad y en lo contrastable? Si respondemos que sí, esta acción no sería adecuada, si respondemos que no y defendemos que lo emocional debe primar sobre lo racional, la postura de VOX sería aceptable en nuestro sistema democrático.

        Espero haber respondido a su pregunta.
        Un cordial saludo.
        Jesús

    • profile avatar

      Juan Jose Robledo Tangarife

      Comentó el 25/01/2024 a las 10:26:06

      Estimado Jesús, me parece muy interesante tu ponencia y quería compartirte una reflexión. Nací en Colombia pero llevo casi tres décadas en España, viviendo en diferentes comunidades. Siempre me ha llamado la atención el tabú (o desconocimiento) de muchos hitos históricos entre los propios españoles que quizás en manos de un empresario estadounidense (por decir algo) darían para montar museos e incluso parques temáticos. Estoy pensando en Puy de Fou en Toledo (francés) que hace una exaltación de muchos momentos... Y como ese mil ejemplos, la primera vuelta al mundo con Magallanes y Elcano, personajes como Blas de Lezo que darían para series y películas en Netflix etc... He vivido en Cádiz y recuerdo el Cabo de Trafalgar o una pequeña isla en la bahía: Trocadero. Ambos son símbolos para ingleses y franceses respectivamente. Si que simbolizan derrotas de España pero también podría darse una vuelta de tuerca y simplemente contar lo que pasó, no dejarlo en la invisibilidad. Desde tu experiencia crees que todavía hay cierta incomodidad de reconocer lo bueno y lo malo de la historia española?

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 30/01/2024 a las 15:56:36

        Estimado Juan Jose:

        Muchas gracias por tu comentario. Yo creo que España, en general, aun no tiene una relación "sana" con su pasado. La instrumentalización por parte del nacionalismo español y, sobre todo, de la dictadura, y la no revisión rigurosa y pausada de la historia hacen que el "orgullo patrio" se sienta fácilmente ofendido con un tratamiento negativo o riguroso de algunos hechos, y por otra parte, los rastros de la leyenda negra siguen haciendo que muchas personas no traten de manera rigurosa el pasado, aceptando toda una serie de tópicos y estigmas derivados de esta. Es mi percepción.

        Un cordial saludo, y gracias de nuevo.
        Jesús

    • profile avatar

      Diego Herrera Rueda

      Comentó el 25/01/2024 a las 10:08:44

      Querido compañero Jesús. Muchas gracias por tu ponencia. Es bien sabido cómo la creación literaria en ocasiones no está exenta de ideologías y cómo los partidos hacen uso de elementos narrativos, ficticios y pseudohistóricos para justificar todo un discurso, estableciendo líneas y diálogos discursivos que unifican imprecisiones históricas, eventos pasados y eventos presentes para justificar una ideología concreta a defender, como has expuesto maravillosamente.
      Más que preguntar, llevándomelo a mi terreno personal, que son los estudios filológicos franceses, sería interesante comparar esta visión "edulcorada" del pasado "hacia un lado" y compararla con otras visiones edulcoradas de obras literarias que, en su día, también fueron símbolos e instrumentos de partidos políticos para su discurso. Me viene a la cabeza Víctor Hugo y su visión de esa 'Francia grande y revolucionaria' en "Los Miserables" de la que tanto y tantas veces se han apropiado muchos partidos franceses de diferente ideología. Ahondar en casos presentes sería interesante desde el punto de vista del estudio de la literatura histórica/crítica literaria quizá.
      Mi pregunta es creo mucho más sencilla en este caso y gira en torno a la posverdad que comentas. ¿Qué herramientas proponen los investigadores en filosofía política para huir de la imprecisión histórica en el plano divulgativo y "convencer", exponer y comunicar a la sociedad estas imprecisiones históricas y este uso político de obras literarias? ¿Qué propuesta personal tienes para poder luchar contra esta deformación de la realidad y del pasado que, repetida como un mantra, se vuelve "veraz" para ciertos grupos ideológicos?
      Muchas gracias por tu ponencia y un abrazo, compañero.

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 28/01/2024 a las 09:21:26

        Querido compañero:

        Qué alegría leerte. Muchas gracias por esta interesante reflexión y por tu pregunta, también necesaria.
        Estoy muy de acuerdo con los planteamientos que expones y, efectivamente, creo que ahí tenemos interesantes vías de investigación que pueden arrojar mucha luz sobre la construcción de identidades nacionales y la exaltación de sentimientos patrióticos por medio de la literatura.

        En cuanto a tu pregunta, yo soy siempre partidario de la educación, con el convencimiento de la necesidad de formar generaciones con pensamiento crítico y con capacidad reflexiva. El problema es que, como nos muestra la psicología científica, las personas repetimos aquellos patrones que nos resultan funcionales, y parece que hoy se premian otros elementos antes que la racionalidad (de ahí el tema de la posverdad). Por lo que para llegar a esa sociedad "ilustrada" de pensamiento crítico y razón, hay que comenzar premiando, reforzando positivamente, los comportamientos racionales, y creo que eso se hace desde los niveles más bajos de la educación, hasta los que ya nos tocan a nosotros en el mundo universitario. Es lento, sí, pero no encuentro otro método más adecuado para este fin. Por otra parte, desde el punto de vista de la filosofía política, los defensores de una democracia deliberativa (que es en la que creo como ideal a perseguir) también ponen el acento en la capacidad crítica de la ciudadanía para construir deliberaciones sanas y racionales.

        Espero haber respondido a tu pregunta, aunque esto puede dar a mucho debate, por supuesto.
        Muchas gracias de nuevo por tu pregunta y tus reflexiones. Un abrazo, compañero.

    • profile avatar

      Ramón de Rubinat Parellada

      Comentó el 24/01/2024 a las 06:29:24

      Buenos días, Jesús. Le hago una reflexión con algunas preguntas y luego le detallo las cuestiones concretas: ¿Qué deficiencias o debilidades le ve usted a la distinción que Gustavo Bueno establece entre “imperios generadores” e “imperios “depredadores”? Yo me sirvo a menudo de ella y me parece muy pertinente y fructífera. Pienso en el mestizaje, una cuestión clave en la distinción entre imperios. El «error» de los españoles, según John Caldwell Calhoun, séptimo vicepresidente de los Estados Unidos (del 1828 al 1832), es el siguiente:
      “Nosotros nunca hemos soñado con incorporar a nuestra Unión cualquier otra raza que no sea la Caucásica –la raza libre de los blancos. La incorporación de México sería el primer caso de incorporación de la raza india, puesto que más de la mitad de los mexicanos son indios y el resto está formado principalmente por tribus mixtas. ¡Yo protesto contra esa unión! El nuestro es el Gobierno de la raza blanca. Los grandes infortunios de la América española son consecuencias del error fatal de poner esas razas de color en pie de igualdad con la raza blanca” (Feres, 2004, p. 71).
      En cambio, esto leemos en Rafael Aita (2023) a propósito del mestizaje en Hispanoamérica:
      “Tenemos el ejemplo del matrimonio de Beatriz Coya, hija de Sayri Túpac y por lo tanto descendiente del Inca Huayna Cápac, con Martín García de Loyola, sobrino-nieto de San Ignacio de Loyola. Su hija, Ana Lorenza de Loyola Inca, se casó con Juan Enríquez de Borja, de la casa Borja de San Francisco de Borja y del Papa Borgia, y a su vez descendiente de los reyes de Castilla y Aragón de la casa de Trastámara. El hijo de ambos Juan Enríquez de Borja Loyola Inca descendía de los reyes de Castilla, de los reyes de Aragón, de dos Papas, de dos Santos y de los Incas”.
      La cuestión de la mezcla es un argumento clave para la distinción entre “imperios generadores” e “imperios “depredadores”. ¿Cuál es el problema?¿No le parece un criterio útil para pensar la Historia? Hay imperios que han promovido el mestizaje y los hay que no. ¿Por qué el “non placet Hispania” de Erasmo en una de las cartas que le envió a su amigo Tomás Moro? ¿No debe el investigador diferenciarlos? Y, para diferenciarlos, ¿no debe el investigador servirse de conceptos y clasificaciones?
      Las cuestiones que le planteo, en concreto, son las siguientes:
      1. ¿Qué deficiencias o debilidades le ve usted a la distinción que Gustavo Bueno establece entre “imperios generadores” e “imperios “depredadores”?
      2. ¿De qué conceptos se serviría usted para distinguir los imperios de Darío y Alejandro?
      3. ¿De qué conceptos se serviría usted para explicar las realidades a las que se refieren John Caldwell Calhoun y Rafael Aita?
      Muchas gracias.

      • profile avatar

        Jesús García García

        Comentó el 28/01/2024 a las 09:09:31

        Buenos días, compañero:

        En primer lugar, muchas gracias por su comentario. Honestamente, debo decirle que el tratamiento y el estudio de los fenómenos imperiales es algo que escapa a mi cambio de trabajo, al menos de momento. Me centro en la construcción del discurso y la ideología reaccionarias, y en eso he basado mi ponencia, por lo que considero que no podría responder adecuadamente a las preguntas concretas que plantea sobre la forma de denominar a distintas realidades políticas e imperiales. Le pido disculpas por ello.

        En cuanto a la distinción de Bueno, creo que es una herramienta interesante para establecer distinciones y esquemas mentales sobre entidades políticas e imperiales distintas; ayuda a ver que hay distintas formas de administrar y dirigir un imperio y que hay heterogeneidad en este tema, la debilidad que veo es que, históricamente, no se adecúa en mi opinión a la complejidad de los procesos que forjaron la construcción y mantenimiento de los imperios (mayormente, los "generadores"). Que la monarquía hispánica de los Austrias levantara universidades y demás no elimina la destrucción de culturas, la violencia contra los pueblos no dispuestos a someterse (las tribus, sobre todo), la explotación laboral y económica y el desvío masivo de riquezas de un continente a otro. Creo que ese concepto simplifica una realidad muy heterogénea y muestra una imagen muy complaciente que oculta una parte de la historia, por lo que, considero, hay que tratarlo con mucho cuidado para no convertirlo en un instrumento de exaltación nacionalista que tergiverse el pasado.

        Muchas gracias, y reitero mis disculpas por no poder responder a todo lo planteado por usted.
        Un cordial saludo
        Jesús


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Organizan

Egregius Ediciones

Colaboran

Configuración de Cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y las funcionalidades de esta web. Ver política de cookies

Revisar